viernes, 1 de mayo de 2015

Probando nuevos "sabores" de Linux

Introducción


Empecé con Linux en el año 2003 con Mandrake 9.1 y el escritorio KDE, debido a problemas con el nombre posteriormente se convirtió en Mandriva, en el 2011 por temas económicos se produjo una bifurcación (fork) denominada Mageia a la que me cambié.

Aprovechando la compra de una unidad SSD SATA, Crucial M550, decidí realizar una instalación limpia, así que pensé en probar otra distribución de Linux diferente, tenía un par de premisas, que fuera compatible con Debian o Ubuntu, más que nada por el soporte y la cantidad de programas disponibles y que incluyera KDE.

Las opciones


Probé Kubuntu, me gustó por su ligereza, en la máquina virtual apenas consumía unos 360 MiB, mientras que la versión de Mint KDE se iba a los 700 MiB, tampoco muy preocupante porque con los 4 GiB que tengo no he tenido problemas hasta ahora, sin embargo no terminaban de convencerme, así que decidí ampliar horizontes, me creé unas cuantas máquinas virtuales, además de las comentadas con:

  • Debian, la madre de muchas distribuciones, se basa sólo en programas libres, así que presenta un inconveniente si tenemos hardware no libre, como mi USB WiFi, podemos trabajar con el sistema inestable, tendremos las ultimas versiones de los programas, pero que están en fase de pruebas y sin depurar, sólo aconsejable para los que quieran colaborar a desarrollar la distribución, una vez depurados los programas pasan a la zona de pruebas, están menos actualizados pero no fallan tanto, una vez que ya no se detectan problemas pasan a la fase estable, son programas poco actualizados pero sin fallos tanto de ejecución como de seguridad, aún así si se detecta algún error se publican versiones nuevas, por eso la versión estable es muy usada en servidores que requieren una alta estabilidad y seguridad más que tener los programas a la última.

  • Chakra, me la recomendaron como distribución ligera con un KDE básico, aunque no tanto, consume unos 500 MiB, derivada de Arch Linux, no cumplía el primero de los requisitos.
  • Elementary OS, me gustó bastante, bajo consumo, unos 350 MiB, recomendable para un equipo con pocos recursos, usa aplicaciones propias que contribuyen a un poco consumo de memoria, barra de programas al estilo OS X.
  • Fedora+ gnome 3, simplemente para probarla, no contemplaba usarla definitivamente, mi último contacto con esta distribución fue en el 2006 con Fedora Core 6, consume bastante, unos 625 MiB, además gnome 3 no es un escritorio de mi gusto, aunque también permite instalar Cinnamon, KDE y XFce, usa un sistema de paquetes propios (rpm).
  • Linux Mint Debian, basada en la versión testing de Debian no de la stable como pensaba yo, no permite la instalación de programas no incluidos en la base de paquetes mediante el uso de PPAs, carece de algunas características, así que es más complicado de usar para los novatos.
    Es algo más rápido que Mint, los programas llegan antes pero son más inestables, razones por las que la descarté.
  • Linux Mint Cinnamon / Mate, por lo que leí, para equipos actuales recomendaban más Cinnamon y Mate para los más ligeros, sin embargo virtualizados, Mate consumía 325 MiB y Cinnamon 320 MiB, tampoco he notaba tanta diferencia entre uno y otro, así que finalmente LMC fue el escogido.
  • Netrunner, derivada de Kubuntu con algunos añadidos que probé por curiosidad, consumo medio, unos 590 MiB.
  • OpenSUSE, la probé por curiosidad al igual que Fedora, consumo medio, 525 MiB, aunque tiene un buen soporte, las aplicaciones vienen de repositorios propios.
  • Ubuntu, no me gustó Unity y no tuve ganas de probar alternativas.
  • Trisquel, probada también por recomendación y por eso de que es una distribución desarrollada en Vigo, pero sólo incluye programas y controladores libres.

La instalación y puesta en marcha de Linux Mint Cinnamom (LMC)


La instalación es muy sencilla, usa Ubiquity, desarrollado por Ubuntu y utilizado por sus derivados. La primera instalación falló por alguna razón que desconozco, al particionar manualmente no iniciaba desde la partición raíz extendida (sda6), así que pruebo de nuevo creando la partición raíz (/) y la de usuarios (/home) como primarias, en sda2 y sda3 respectivamente. Calcular el tamaño de la partición es complicado ya que usa MB, no GiB o al menos GB.

Reconoció mi tarjeta ASUS R9 280X instalando el controlador libre, pero como este no permite todas las resoluciones y no encaja correctamente en mi pantalla cambié al controlador fglrx. Me gustó que al cambiar la resolución indique el ratio de aspecto para así poder descartar resoluciones que no sean panorámicas en 16:9.

También detectó automáticamente el USB WiFi D-Link N150 e instaló el controlador correspondiente, así como la tarjeta de sonido integrada en placa y resto de componentes, escáner Epson Perfection 1260 Photo, que no funciona en Windows 7 y la impresora HP DeskJet 845c.

El programa mintupdate comprueba si existen actualizaciones nuevas se queda siempre en ejecución, podía hacerlo vía el gestor de tareas cron y ejecutarse cuando nosotros lo programemos.

El usuario inicial se genera con ID 1000, en Mageia usaba el 500 así que tuve que cambiar el propietario de mis antiguos ficheros.

El gestor de ficheros (Nemo) permite montar directamente los ficheros ISO sin tener que usar programas adicionales, mucho más cómodo que en Mageia.

Se instalaron un montón de variantes del idioma español e inglés, no se porqué, con tener el español de España y el inglés de Inglaterra como reserva llegaba.

Mint divide las actualizaciones en niveles, el 1 y 2 son seguros, el 3 se puede considerar seguro, las aplicaciones de estos niveles se instalan automáticamente; aparte están las de nivel 4 y 5, en el 4 aparecía D-Bus y Xorg Server, como 5 el núcleo linus, actualicé primero las de nivel 1 a 3 y posteriormente las de 4 y 5, sin embargo al reiniciar el sistema la pantalla estaba totalmente en negro, algún problema entre xorg o el núcleo de linus y el controlador de pantalla fglrx, en una prueba posterior lo quité, actualicé y volví a poner y perfecto, tengo que echarle un vistazo a esto.

En Mageia al instalar un núcleo nuevo automáticamente ejecutaba dkms para modificar el nuevo núcleo así como se actualizaba grub automáticamente, tengo que ver cómo funciona esto en Mint.

De momento LMC funciona bastante bien, algunas aplicaciones necesitan correcciones, como la Copia de seguridad (mintbackup), hace que Xorg consuma más y más memoria hasta que el sistema se queda sin ella, resultado, se cierra la sesión de usuario. Me ha pasado lo mismo mientras escaneaba páginas con Simple scan, aunque no se si sería por ella, tenía más aplicaciones en ejecución aunque eran las habituales.

Prácticamente no hubo cambio traumático de aplicaciones, las de uso principal son las mismas, salvo qbittorrent sustituido por Deluge, el resto son muy similares, aunque de momento no encontré sustituta adecuada a K9Copy para extraer parte del contenido de los DVD.

Seguiré informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario